Jorge Almirón dejó de ser el entrenador de Boca luego de la caída por 2 a 1 ante Fluminense en la prórroga por la final de la Copa Libertadores. El director técnico, que había llegado en abril, venía tambaleando en su puesto y venía siendo muy cuestionado dados los pocos resultados en la Copa de la Liga Profesional más allá de estar en la semifinal de Copa Argentina y de haber llegado a la final de la Libertadores, pero al perder esta última, Almirón decidió irse al no cumplir el mayor objetivo que tiene el «xeneize«, que no gana un título continental desde 2007. Tras la salida, quien quedó a cargo del plantel es Mariano Herrón, que ya ofició de manera interina luego de la salida de Hugo Ibarra y lo hará nuevamente, por lo menos por lo que resta del 2023, ya que en diciembre, Boca tendrá elecciones para definir quién será el nuevo presidente: Juan Román Riquelme y Andrés Ibarra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *