River le ganó 2-0 a Independiente en el Estadio Monumental, por la fecha 13 de la Liga Profesional del Fútbol Argentino. Fue un encuentro en el que los locales dominaron ampliamente, a una visita que intentó defender como prioridad. Los goles fueron convertidos por Esequiel Barco y Miguel Borja. Se fue expulsado Damián Pérez en el «Rojo».

En la primera mitad, ya se veía a las claras cuales eran los planteos que intentaron ejecutar los entrenadores. Por el lado de River, hacer lo que llevó a cabo en los últimos partidos: tener la iniciativa y manejar los tiempos. En cambio, Independiente eligió retroceder unos metros e intentar neutralizar los avances de su rival, a la vez que buscaban algún contragolpe en velocidad.

Con el correr de los minutos, el planteo para Independiente fue trunco, ya que River se puso en ventaja a a los 17′. Fue Barco quien hizo valer la inexorable ley del ex y adelantó a su equipo, con un golazo de media distancia. Rodrigo Rey estaba muy tapado y no pudo hacer nada ante un gran disparo del número 21. A partir del gol, la visita intentó adelantarse en el campo. Avanzó mayormente, por el empuje de su goleador Martín Cauteruccio, con el acompañamiento de Matías Giménez.

El equipo de Ricardo Zielinski necesitaba más de Mauricio Cuero, ya que en la búsqueda de lanzarse en transición, necesitaba la velocidad del colombiano. Pero la imprecisión en varios controles del número 7, le impidieron tener claridad al «Rojo» que, pese a sus intentos, sufría de la poca eficacia con la que contaban al atacar. Como si fuera poco, la visita tuvo que sustituir a Luciano Gómez por lesión a los 22′ y se quedó sin su carrilero derecho.

Esto hizo que el local se sienta cómodo con la tenencia y conservó la victoria hasta el entretiempo, al que se fueron con el marcador 1-0 a favor de River. Ya en el complemento, no se vio un cambio muy drástico en el planteo. Independiente buscó ser algo más punzante, con la presencia por bandas de Baltasar Barcia y Cuero, pero le faltó precisión.

Con el tiempo a favor, River manejaba la pelota a placer y estuvo en reiteradas ocasiones cerca del segundo. Uno de los que estuvo a poco de convertir, fue Rodrigo Aliendro que jugó un gran partido y tuvo dos en la misma jugada. La primera, un disparo atajado por Rey y en su rebote, remató fuerte contra el travesaño. También el ex volante de Colón tuvo un mano a mano con el ex arquero de Gimnasia y el mismo fue tapado por el guardametas del «Rojo».

Sobre los 61′, parecía terminarse del todo un encuentro que ya era bastante dispar. Damián Pérez fue expulsado por doble amonestación, tras una durísima entrada sobre Ignacio Fernández. El árbitro, Andrés Merlos no dudó y sancionó la infracción, con amarilla más expulsión para el ex Arsenal. Así, Independiente estaba en desventaja y además, se quedó con diez hombres.

Entonces, con ese aliciente, a River únicamente le quedó buscar el segundo tanto. En ocasiones, parecía tal la simpleza con la que llegaba el equipo de Martín Demichelis, que fallaron mucho en la definición. Sin embargo, ya casi en el cierre del partido, Borja decretó el River 2-0 Independiente. El 9 aprovechó una imprecisión de Sergio Barreto y definió frente a la salida de Rey para poner cifras definitivas.

Con este tanto y poco más por parte de ambos equipos, River venció 2-0 a Independiente en el Monumental y sigue bien arriba en la tabla de posiciones, con 33 unidades. Por otro lado, el «Rojo» sigue en lo últimos puesto y suma 10 puntos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *